¿Cómo logramos el bienestar emocional en el hogar?

En los últimos posts de Detersolín lo haría así te hemos ido contando recomendaciones y trucos para lavar, secar y proteger tu ropa. Sin embargo, en esta ocasión quiero cambiar un poco de tercio y ofrecerte otro tipo de consejos, más centrados en lo que popularmente se conoce como bienestar emocional. Eso sí, como siempre, siguiendo el hilo temático de este blog: el hogar. Y es que el bienestar en casa es fundamental para estar bien con uno mismo y también con los demás, gracias a sensaciones agradables que se pueden generar, como la alegría o el entusiasmo. Algo que es especialmente importante en el hogar, dentro del entorno familiar, sobre todo cuando entra en juego la educación de tus hijos.

Estos son algunos consejos para lograr el bienestar emocional en el hogar:

1. Gestiona tus emociones.

Según todos los especialistas, el bienestar emocional es un aspecto fundamental en la vida de las personas, tanto que está estrechamente relacionado con la salud. Para lograrlo, tienen un papel primordial las emociones, aprender a controlarlas y tomar consciencia de los sentimientos o estados de ánimo.

2. Cuida las emociones de tus hijos.

En los niños es aún más importante saber gestionar las emociones porque están en una etapa de aprendizaje y maduración. La observación de su lenguaje no verbal es un primer paso para identificarlas, pero también es vital que sepan expresar cómo se sienten. Los juegos y las actividades en casa pueden ayudar a que desarrollen la empatía.

3. Apuesta por la decoración emocional.

¿Sabes en qué consiste la decoración emocional? Es un concepto que popularizó la diseñadora Ilse Craword en 2005 y tiene que ver con la idea de que una casa se convierta también en un hogar. El objetivo es que, a través de ambientes maternales y acogedores, esta idea de hogar transmita una sensación positiva en las familias.

Group Hug Family GIF - Find & Share on GIPHY

Estas son sólo algunas ideas para lograr la felicidad en el hogar. ¡No dudes en compartir las tuyas!

¡Hasta el próximo post!