Consejos para proteger la ropa de baño en verano

El verano está a la vuelta de la esquina. Es una estación propicia para sacar del armario prendas menos habituales durante el año y que, como todas, conviene proteger. Por ello, en Detersolín lo haría así queremos darte algunos consejos para cuidar los trajes de baño que vas a usar en la playa o la piscina en estos meses de calor. De esta forma podrás lucirlos sin problemas durante más tiempo… y también conservarlos mejor.

Sal del agua por un momento y toma nota:

1.  Los bikinis, bañadores u otros complementos que usamos en verano, están más expuestos al sol y además están en contacto con el agua del mar o de la piscina. Para protegerlos, es importante hacer un prelavado con agua fría o templada para eliminar restos de cloro, sal o arena, o manchas que pueden producir los bronceadores o cremas solares, por ejemplo.

2.  Al lavarlo, por supuesto, nada mejor que utilizar Detersolín Protect, que respetará los colores y el tejido de tus trajes de baño y mejorará el tacto de las prendas, evitando la rugosidad que se puede producir después de bañarse. Lo puedes lavar también a mano, pero teniendo en cuenta que es mejor no retorcerlas en exceso para que no pierdan elasticidad.

3. Para secar la ropa de baño, es recomendable hacerlo de forma natural, al aire libre, a la sombra y evitando si es posible el sol, un elemento que siempre puede desgastar los tejidos o colores. Y antes de guardarlos, hay que asegurarse que están completamente secos, porque la humedad estropea los tejidos y genera malos olores.

¡Hasta el próximo post!

Summer Beach GIF by Spring Breakers - Find & Share on GIPHY